Acetato tropical.

Hoy abrí mi closet y cayó uno de tus poemas, estaba pegado en la puerta con cinta plástica, lo aparté de mi vista luego de leerlo, recogí unas cosas que tenía adentro y cuando las traje al otro cuarto, el poema estaba pegado en las bolsas, me siguió. Me sigue. Me sigues. Por qué? Lo boté. Tuve que hacerlo, ver tus cosas me destruye más.